Golpe con nota en coche

Si encuentras una nota con los datos del vehículo responsable, podrás reparar tu vehículo sin coste alguno

No todos aparcamos nuestro coche en un garaje privado o comunitario. O aunque ese sea el caso, muchas veces dejamos el coche en la calle cuando tenemos que aparcar cerca de un parque o en la playa. En estos casos no contamos con la misma tranquilidad dejando nuestro vehículo a la intemperie, donde cruzas los dedos para que no le pase nada, que al aparcarlo en un aparcamiento que sabemos que es seguro y está controlado. 

Uno de los problemas de estacionar el coche en la calle es que, si algo ocurre, puede que no te des cuenta hasta el día siguiente o cuando ya ha pasado todo y no hay nadie que te explique qué ha ocurrido. Aunque, si tienes suerte, puede que te hayan dejado una nota en el parabrisas con los datos del responsable del golpe. ¿Cómo debemos actuar en estos casos?

La nota aporta datos reales

Si la persona que ha ocasionado los daños a tu vehículo es responsable, lo normal es que te haya dejado una nota con sus datos personales para que puedas ponerte en contacto con él o ella y puedas dar un parte de accidente con el que su aseguradora pagará la reparación oportuna de tu vehículo.

Esta es la mejor forma de actuar tras un golpe a un coche estacionado y, aunque el seguro pueda aplicar una pequeña penalización en el precio de renovación al causante de los daños, tú podrás reparar el coche sin coste alguno.

Si eres cliente de Nehpilim, solo tendrás que llamarnos o enviarnos un email con los datos que te haya aportado el vehículo. Nosotros nos haremos cargo del resto.

Datos falsos o culpable a la fuga

En el caso de que el que golpea tu coche se haya dado a la fuga o te haya dejado una nota con datos de contacto falsos, existen dos posibilidades. 

  1. Cuando no existen testigos que hayan presenciado lo ocurrido. 
  2. Cuando hay testigos o pruebas que puedan identificar al vehículo o responsable que ha ocasionado el golpe.

La peor situación es que no puedas identificar de alguna manera al culpable del daño. En este caso, y si tu seguro es a todo riesgo, será tu compañía quien deberá hacerse cargo de reparar los daños del vehículo. En el caso de que tu seguro sea a terceros, serás tú quien deba pagar las facturas del taller.

En caso de que existan testigos que te faciliten la matrícula o que identifiquen a la persona que ha golpeado tu coche o que, tras denunciar lo ocurrido, existan cámaras de vigilancia en los comercios próximos que permitan su identificación, estás de suerte. Podrás acudir al Consorcio de Compensación de Seguro para que localicen a la aseguradora del vehículo culpable y posteriormente puedas reclamar la indemnización y te indemnicen por los daños ocasionados.

Cuando una persona tiene un siniestro y huye, en ocasiones es porque o bien no tiene seguro contratado, no quiere afrontar la posible subida de la prima que le aplicará su compañía de seguros en la siguiente anualidad, o bien porque está bajo los efectos del alcohol y drogas y sabe que su aseguradora no se hará cargo de los desperfectos que haya generado. En cualquiera de estos casos es el Consorcio quien pagará los gastos de reparación, para posteriormente rendir cuentas al responsable.