seguro para mascotas

Cada vez son más los propietarios de perros y gatos que deciden contratar un seguro especializado.

Son muchas las razones que nos llevan a tomar en consideración el contratar seguros para mascotas. De hecho, según las últimas estadísticas, este tipo de seguros han experimentado un significativo crecimiento.

Seguros para mascotas

La mayoría de los seguros de mascotas suelen ser seguros para perros, aunque también hay un porcentaje de seguros para gatos e incluso, podemos asegurar otro tipo de mascotas como son las pólizas específicas para caballos.

Como ya sabemos, los propietarios de las mascotas somos responsables de los accidentes que pueden causar los animales. Es lo que se conoce como responsabilidad civil. En España, el seguro de responsabilidad civil es obligatorio para todos los propietarios de perros “potencialmente peligrosos”. Además, en algunas comunidades autónomas, como Madrid y el País Vasco, el seguro de responsabilidad civil es obligatorio con independencia del tipo de perro.

Por ello, antes de acoger a una mascota es importante informarse sobre la normativa sobre mascotas la comunidad autónoma donde va a residir el animal. Por ejemplo, en la comunidad de Madrid, la Ley 4/2016 de Protección de los Animales de Compañía de la Comunidad de Madrid establece que todos los dueños de perros deben suscribir un seguro de responsabilidad civil, aunque el animal no sea un perro potencialmente peligroso. En su defecto y no tener suscrito un seguro de responsabilidad civil en perros o en otras especies que se determinen reglamentariamente es una infracción leve que se suele sancionar con multas.

¿Los seguros de hogar cubren a las mascotas?

Los seguros de hogar suelen cubrir la responsabilidad civil por la mascota, pero eso si, siempre hay que informar sobre la existencia del animal al contratar o renovar la póliza. Estos seguros suelen cubrir la responsabilidad civil por la mascota, salvo en los perros considerados potencialmente peligrosos, que precisan tener un seguro específico de responsabilidad civil.

La opción de incluir tu mascota dentro de tu seguro de hogar es la opción más económica, pero también la más básica. Es decir, en estos casos no incluiría por ejemplo coberturas para reducir gastos imprevistos o hacer frente a cuidados del animal. Para cubrir estos conceptos mas específicos sería necesario contratar un seguro específico para mascotas, que además de la responsabilidad civil, incluya coberturas de asistencia sanitaria, hospitalización, robo, etc.

Coberturas de seguros para mascotas

Responsabilidad civil

Es la cobertura de las lesiones corporales o daños materiales que puedan ocasionar el animal a terceros, ya sean personas, otros animales o cosas. Es la cobertura más común y protege al propietario de la mascota de los daños personales o materiales que esta pueda ocasionar a terceros. Es muy probable que si tenemos un seguro de hogar ya dispongamos de esta cobertura básica.

En caso de que nuestro perro perteneciera a una de las razas consideradas como peligrosas, que varían en función de la autonomía del lugar de residencia, debemos comprobar si nuestra póliza también cubre a los perros de razas peligrosas. En caso contrario, estaremos obligados a tener una cobertura específica.

Asistencia jurídica

Esta cobertura nos garantiza la asistencia jurídica en el caso de que nos denuncien como propietarios o debamos defendernos en un juicio por algo que ha hecho el animal.

Cobertura sanitaria

Para enfermedades o accidentes

Dependiendo del tipo de seguro y la prima que tengamos contratada, esta cobertura incluye consultas con el veterinario, pruebas diagnósticas, intervenciones quirúrgicas y sacrificio indoloro si fuera necesario.

Es, sin duda, la gran cobertura por excelencia. La asistencia veterinaria es, junto con la alimentación, el mayor gasto que generan los cuidados de una mascota. Existe una gran variedad de modalidades de pólizas que van desde las que incluyen franquicias para algunos procedimientos o límite de gasto anual. La mayoría ofrecen servicio de asistencia telefónica las 24 horas.

Por otra parte, hay seguros que solo cubren la asistencia en caso de accidente y otras que incluyen las enfermedades. Algunas compañías aseguradoras cuentan con un cuadro de veterinarios entre los que podemos elegir, mientras que otras permiten que asistamos a nuestro veterinario habitual y reembolsarnos luego el importe.

Atención en caso de hospitalización

Esta cobertura hace referencia al pago de los costes de una residencia de animales si el propietario es hospitalizado y no puede atenderla durante un tiempo.

Indemnizaciones por robo o extravío

Algunos seguros también contemplan el apoyo económico en caso de robo o pérdida de la mascota. Son recursos para hacer frente a los gastos derivados de la búsqueda que incluye, por ejemplo, la inserción de anuncios en los medios de comunicación.

Seguro de Vida

Esta cobertura supone recibir una indemnización en caso de fallecimiento del animal. Esta cantidad es equivalente al valor de reposición (aunque ninguna cantidad puede compensar la tristeza ocasionada por el fallecimiento de nuestra mascota).

Decesos

Sacrificio e incineración de la mascota por vejez o enfermedad.

¿Qué cuesta un seguro para mascotas?

Los precios de estos seguros dependen básicamente del tipo de póliza y coberturas que vayamos a contratar. Las pólizas más básicas suelen estar alrededor de los 30 euros anuales pero todo va a depender del tipo de seguro contratado y por supuesto, de cada compañía aseguradora.

Calcular precio seguros para mascotas >