dudas coberturas seguro auto

Las coberturas de robo y de incendio son garantías muy recomendables a contratar en nuestro seguro

Los incendios no cesan en España con la llegada de esta ola de calor y son muchas las personas que se están viendo afectadas por esta situación. Las altas temperaturas no cesan y se están produciendo incendios que, de momento, han quemado decenas de miles de hectáreas en toda la Península. Tanto es así que incluso otros bienes materiales como viviendas o vehículos también corren peligro de quemarse por ello, te resolvemos todas las dudas en caso de que tu vehículo pueda verse afectado por el fuego.

El fuego es muy destructivo, y los usuarios de vehículos temen que, en el caso de que su coche o motocicleta se queme debido a un incendio, su seguro no pueda cubrirlo. Muchas veces es fácil determinar la causa inicial y/o identificar a la persona responsable si ha sido intencionado, pero en otras ocasiones resulta algo más complicado.

Entonces ¿cubre mi seguro de auto el incendio de mi coche? Pues la respuesta es sencilla: si, siempre y cuando hayamos contratado la garantía de incendio. En este caso nuestro seguro cubrirá todos los daños por incendio.

Siempre que vamos a contratar un seguro de auto las aseguradoras nos ofrecen la posibilidad de ampliar las garantías básicas de los seguros de automóviles (que suelen consistir en responsabilidad civil de contratación obligatoria y voluntaria, rotura de lunas, asistencia en viaje, accidentes del conductor) con la contratación de otras garantías como las de incendio, robo, daños propios al vehículo y otras. Por lo tanto, si no contamos solo con el seguro básico de responsabilidad civil y tenemos contratadas coberturas mas amplias como la de robo o incendio, el seguro se hará cargo de los daños de nuestro coche.

También debemos tener en cuenta que no siempre es necesario contratar el “seguro a todo riesgo”. Es decir, todos los seguros deben ser siempre contratados según nuestros riesgos, necesidades y de lo que vayamos a asegurar. Por ejemplo, si tienes un vehículo nuevo quizás te convenga sacar un todo riesgo pero si nuestro vehículo empieza a ser de bastante antigüo quizás baste con las coberturas de robo y de incendio (garantías de “daños propios al vehículo”) que cuando el vehículo es más viejo debe tenerse muy en consideración.

Muchas compañías aseguradoras ofrecen esta modalidad y un producto intermedio entre el paquete más básico de coberturas y el producto de seguro más completo. Se aseguran, pues, tanto los daños parciales como la destrucción total del vehículo. Por otro lado, en el caso de que el incendio no produzca la pérdida total del vehículo (es decir, que su reparación no supera el 75% del valor venal del mismo), el asegurador debería abonar los costes de reparación. En cualquier caso, lo más probable es que el vehículo quede totalmente calcinado por un incendio forestal.

Por otro lado, si los neumáticos se han quemado, debemos tener en cuenta las variables manejadas por cada compañía para saber cuál será el tipo de indemnización. Con unas gomas derretidas, es imposible sacar el estado en el que se encontraban antes del incendio. Así, muchas aseguradoras optan por conceder un determinado porcentaje del valor de los neumáticos nuevos.

En conclusión, debemos tener claro que si nuestro coche se quema tras un incendio forestal por ejemplo, los seguros cubrirán nuestras necesidades. Por ello, lo mas recomendable es comparar antes de contratar y nunca dejarnos llevar por la primera oferta económica. Debemos ser consciente de que existen muchos riesgos y tener claro que nuestro seguro debe dar la cara cuando más lo necesitemos.