seguro de salud para niños

Las aseguradoras proporcionan cuidados médicos a los recién nacidos durante un tiempo mínimo que suele variar en función de cada compañía.

Muchas son las mujeres las que optan a día de hoy por la sanidad privada para dar a luz y, por ello son muchas las que también se plantean si sus hijos estarán cubiertos por su seguro de salud en el momento de dar a luz y que nazca su bebé. Como norma general, las aseguradoras proporcionan cuidados médicos a los recién nacidos durante un tiempo mínimo que suele variar en función de cada compañía: las 24 primeras horas, los días que el niño está en el hospital junto a la madre o, incluso, los primeros 30 días de vida.

En cualquiera de los casos, para que la aseguradora cubra la atención sanitaria al recién nacido es imprescindible que la madre haya dado a luz haciendo uso de su seguro de salud. En la gran mayoría de los casos, una vez se asegura al pequeño/a, éste goza de las mismas condiciones que tiene la madre, por lo que si ésta no tenía ninguna carencia vigente, el bebé tampoco las tendrá.

Si la intención de los padres es que el menor tenga acceso a una red sanitaria privada, lo más recomendable es incluirle en el contrato de la familia lo antes posible (una sola llamada a tu compañía o corredor de seguros desde el hospital suele ser más que suficiente para ello). Hay que tener en cuenta que muchas compañías aseguradoras establecen un máximo de 30 días tras el nacimiento para incluir al bebé. De hecho, algunas compañías incluso permiten hacer una especie de preinscripción del niño en la compañía antes de nacer.

En cualquier caso, es imprescindible que, antes de dar a luz nos informemos de los plazos que establece nuestro contrato de seguro, así como de las condiciones o posibles exclusiones que pueda tener (como, por ejemplo, la permanencia del bebé en incubadora o cuidados intensivos). Si cuentas con un corredor de seguros de confianza podrá resolverte todas tus dudas al momento, si no es tu caso, recuerda que todas las compañías disponen de servicio de información y atención a los asegurados donde pueden explicarte y aclarar todas las coberturas y condiciones del contrato.

Resumiendo: las aseguradoras proporcionan cuidados médicos a los recién nacidos durante un tiempo mínimo que varía en función de cada compañía: las primeras 24 horas, los dias que el niño esté en el hospital junto a la madre, o incluso, sus primeros 30 días de vida. Si deseas que tu bebé tenga un seguro de salud privado que lo ampare, lo más recomendable es incorporarle al contrato de seguro que tiene la familia lo antes posible tras su nacimiento.