Dentro de la fisioterapia hay distintos tipos de tratamientos que se utilizan según la dolencia del paciente.

Hay personas que llevan una vida muy acelerada, tienen mucho estrés por su tipo de rutina, cogen malas posturas en el trabajo, o incluso hacen mucho deporte… Ya sea por un motivo o por otro, muchos necesitan algunas sesiones de fisioterapia en un momento puntual y otros, van de manera muy recurrente por distintos problemas relacionados con el dolor muscular u otros.

Si eres de esas personas y necesitas un fisioterapeuta, seguramente te has preguntado si tu seguro cubre las sesiones de fisioterapia que necesites y en qué casos las cubriría. Pues bien, no todas las compañías son iguales y dependerá de las circunstancias de cada una y, sobre todo, del seguro de salud que tengamos contratado, pero por norma general prácticamente todas las pólizas de salud cubren la fisioterapia y la rehabilitación.

Fisioterapia ¿Qué cubren los seguros de Salud?

Lo primero que debemos saber es que, para que nuestra compañía de seguro nos cubra las sesiones de fisioterapia o rehabilitación, tendrá que ser como consecuencia de un daño que fue ocasionado después de contratar la póliza, no antes, de la misma forma que ocurre con otras coberturas como por ejemplo la de embarazo.

Además, la cobertura de fisioterapia en el seguro de salud incluye el tratamiento del asegurado para recuperar la funcionalidad del cuerpo dañada por una enfermedad o accidente.

¿Cómo podemos disfrutar de nuestras sesiones de fisioterapia?

Para hacer disfrute de esta prestación que ofrece nuestro seguro, primero debemos acudir a un médico que valore la necesidad del tratamiento y nos lo prescriba. Este paso es esencial, ya que la mayoría de compañías aseguradoras no permiten que se haga disfrute de sesiones de fisioterapia sin prescripción médica.

Tipos de tratamientos

Dentro de los tratamientos de fisioterapia deberemos saber que existen de muchos tipos y se utilizará uno u otro dependiendo de la dolencia del paciente. De ahí a que requiramos también de una prescripción médica con antelación.

Entre estos tipos de tratamientos se encuentran:

  • Fisioterapia traumatológica, destinada a pacientes que acaban de salir de una operación o han tenido fracturas o luxaciones, también incluye disfunción cráneo-mandibular.
  • Fisioterapia deportiva, que trata patologías musculares, lesiones y tendinitis, entre otros.
  • Fisioterapia reumatológica, específica para artrosis y artritis.
  • Fisioterapia neurológica, específica para pacientes con enfermedades como esclerosis o párkinson.
  • Fisioterapia geriátrica, destinada a mejorar la movilidad de los mayores.
  • Fisioterapia específica para la mujer, que incluye preparación al parto y recuperación postparto.

¿Qué seguros de salud cubren sesiones de fisioterapia?

Por tanto, y como hemos dicho con anterioridad, prácticamente todas las pólizas de salud cubren la fisioterapia y la rehabilitación actualmente sin embargo, y como también hemos dicho anteriormente, cada compañía tiene sus particularidades por lo que es aconsejable revisar bien la póliza de nuestro seguro de salud contratado.