Seguro de baja laboral para autónomos

En muchas ocasiones, una enfermedad o accidente nos imposibilita desempeñar nuestra actividad diaria, principalmente si somos autónomos.

Ante una incapacidad temporal, por enfermedad o lesión, necesitamos que nuestra fuente principal de ingresos no se vea afectada. Para ello, el objetivo del seguro de incapacidad laboral temporal o de baja laboral es el de indemnizar a cualquier trabajador, autónomo o por cuenta ajena, por la pérdida de ingresos que pueda sufrir a consecuencia de no poder trabajar de manera temporal por una enfermedad o un accidente, ya sea o no laboral.

Cuando esta enfermedad o accidente nos imposibilita a desempeñar nuestra actividad diaria, y esta situación se prolonga en el tiempo, la reducción de los ingresos y el aumento de gastos se traduce en un desequilibrio económico, viéndose afectada nuestra tranquilidad.

¿Qué es un seguro de incapacidad laboral temporal?

En función del sueldo de cada trabajador, su convenio y/o grupo de cotización, durante la baja laboral los ingresos de la seguridad social por incapacidad temporal pueden ser escasos. Además, de poder necesitar hacer frente a gastos extras que no teníamos en mente debido a este imprevisto de salud.

Aunque la baja laboral sea remunerada por la Seguridad Social con un subsidio diario que cubre la pérdida de ingresos mientras no se puede trabajar, en caso de enfermedad común o accidente no laboral no se cobra nada hasta el cuarto día de la baja expedida por un médico. Y a partir de entonces solo se percibe un 60% de la base reguladora del salario. Si la baja se prolonga más allá de 21 días, esta cuantía sube hasta el 75%, mismo porcentaje que se cobra desde el primer día en caso de enfermedad o accidente laboral.

Por ello mismo existe el seguro de incapacidad laboral temporal, una póliza pensada para ayuda a mantener la estabilidad económica en caso de accidente. Su cobertura incluye una indemnización económica por cada día que no puedas realizar tu actividad, garantizando un mínimo de ingresos mientras no puedas incorporarte a tu trabajo.

¿Quién necesita un seguro de incapacidad laboral o baja laboral?

Los seguros ILT (incapacidad laboral temporal) están previstos para ofrecer un plan B a trabajadores o profesionales por cuenta propia. Por ello, son los seguros más contratados en el caso de los autónomos, ya que sus ingresos dependen principalmente de su capacidad para llevar a cabo su trabajo y este seguro lo protege económicamente ante accidentes o enfermedades que le impidan trabajar de manera temporal, con la consecuente pérdida de ingresos y una serie de gastos fijos a los que hacer frente.

Esta indemnización económica diaria ante enfermedades le permite dar continuidad a su negocio, sin el peligro de un posible cierre si la baja se prolonga en el tiempo.

Como antes hemos comentado, si el autónomo no puede trabajar debido a una enfermedad o a un accidente, recibe de la Seguridad Social un máximo del 75% de la base cotizada, pero debe seguir pagando su cuota de autónomo al menos los dos primeros meses.

Cabe decir que la indemnización que se perciba por parte de la aseguradora es totalmente compatible con las prestaciones similares ofrecidas por la mutua o la Seguridad Social.

¿Qué coberturas tienen los seguros de incapacidad laboral?

Aunque la cobertura principal es la indemnización diaria en caso de incapacidad temporal a causa de una enfermedad o un accidente, las coberturas de este seguro son altamente personalizables. Estas dependerán del tipo de trabajo y de las necesidades concretas de cada trabajador. Por eso, es muy recomendable contar con orientación personalizada a la hora de contratar este tipo de seguros y conocer todos los detalles sobre el tipo de carencia, franquicia, etc.

Además, hay otra serie de coberturas adicionales, como es la de asistencia sanitaria para recibir atención médica por el accidente o enfermedad que haya provocado la baja.

También existen coberturas que indemnizan en caso de tener que ser ingresado en un hospital y otras que cubren el parto, aunque no se trate de una enfermedad. También se pueden contratar coberturas por invalidez permanente o absoluta o las correspondientes a un seguro de decesos.

Igualmente es común la cobertura de reembolso en concepto de gastos si el asegurado se encuentra en situación de gran dependencia a causa de un accidente, recibiendo el reembolso íntegro de los gastos así como la posibilidad de tener que adecuar su domicilio debido a su estado.

En resumen, una póliza de baja laboral puede cubrir desde los gastos por hospitalización a ingresos residuales o la contratación de un externo que realice el trabajo hasta la reincorporación del asegurado accidentado. Del mismo modo, se trata de un seguro muy flexible y configurable, ya que la indemnización diaria dependerá de lo que se haya acordado en el contrato y puede limitarse a cubrir solo los gastos o también incluir como hemos dicho los ingresos residuales o la contratación de un sustituto.

Siéntete protegido cada día

Tu seguro de incapacidad laboral temporal hará que te sientas protegido día a día y te brindará la tranquilidad que mereces a ti a y tu familia.

  • Decide la cantidad que desea recibir por cada día que te encuentres incapacitado, bien por enfermedad o por accidente.
  • Elige el día a partir del cual deseas empezar a cobrar
  • Decide cuánto tiempo deseas cobrar mientras estés de baja.
  • Recuerda, los festivos también son indemnizables.