Reforma del IRPF en Andalucía

La bajada del IRPF se llevará a cabo de forma progresiva durante los próximos cuatro años.

El Consejo de Gobierno ha aprobado un Decreto Ley para el impulso de la actividad económica en Andalucía mediante la supresión del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, una bajada del IRPF y beneficios fiscales para familias numerosas, empresas y autónomos en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

Impuesto sobre la renta de personas físicas (IRPF)

El Consejo de Gobierno ha logrado poner a Andalucía entre las comunidades autónomas con el IRPF más bajo. Estaba bajada del IRPF se llevará a cabo, de forma progresiva, a lo largo de 2019 y hasta 2023 cuando se prevé que sea efectiva.

En estos cuatro años el tipo máximo bajará tres puntos (se reducirá el gravamen de forma progresiva en todos los tramos). El primer tramo de renta pasará del 10% al 9,5%; se unifican los tramos de modo que entre los 20.200€ y 35.200€ se tributará al 15%; ahora bien, los tramos que van desde los 35.200€ y 60.000€ pasan a tributar al 18,5%; y el tramo a partir de 60.000€ pasa al 22,5% y queda eliminado el último tramo para rentas a partir de 120.000 euros por lo que el máximo queda fijado del 25,5% al 22,5%.

«Esta bajada del IRPF hará que aumente la liquidez de los ciudadanos (trabajadores, pensionistas y autónomos), lo que favorecerá un mayor consumo e inversión, así como la creación de empleo, mejora la remuneración de los asalariados, atrae el talento y evita la deslocalización de éste por cuestiones fiscales». «Todo ello contribuye a un aumento de la recaudación por el IRPF a medio plazo», asegura la Junta de Andalucía.

Impuesto sobre sucesiones y donaciones

Igualmente, el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones para cónyuges y familiares directos ha sido rebajado casi por completo. Este decreto ley asegura una bonificación al 99% en la cuota del impuesto para los grupos de primer parentesco (de padres a hijos). Con ello, Andalucía se sitúa entre las Comunidades Autónomas con la fiscalidad más baja en este impuesto.

Beneficios para familias numerosas

Se establece un tipo reducido para los impuestos de TPO (Transmisiones Patrimoniales Onerosas) y AJD (Actos Jurídicos Documentados) para las familias numerosas en la compra de su vivienda habitual, siempre que ésta no supere el valor de 180.000€.

Si anteriormente por la compra de una vivienda de 180.000€ una familia pagaba 14.400€ por Transmisiones Patrimoniales Onerosas, ahora solo pagará 6.300€ ahorrando 8.100€. Y si antes eran 2.700€ por Actos Jurídicos Documentados, ahora se reducirá al pago de 180€ con un ahorro de 2.520€.

El tipo aplicable en las Transmisiones Patrimoniales Onerosas pasa del 8% al 3,5%, y el que se aplicable en las escrituras y documentos notariales, Actos Jurídicos Documentados, pasa del 1,5% al 0,1%. Estos tipos de impuestos son independientes es decir, se pagará TPO si la vivienda es de segunda mano o AJD+IVA si se trata de una nueva vivienda.

Beneficios para empresas y autónomos

Las empresas pueden optar a la hora de tributar la compra de inmuebles por hacerlo a través del IVA o bien, acogiéndose a la exención del IVA a través del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales o ITP.

El acuerdo del Consejo de Gobierno rebaja el tipo aplicado en el impuesto de Actos Jurídicos Documentados o AJD, a empresas y autónomos que adquieran inmuebles con renuncia a la exención del IVA al 1,5% (antes fijado en el 2%).

«Esta medida contribuye a que las empresas dispongan de mayor liquidez y ello, a su vez, permite impulsar y dinamizar la actividad económica», asegura la Administración.