corredurías de seguros en Málaga

Las corredurías de seguros: independientes y dispuesta a ayudar cuando más lo necesitamos.

Una correduría de seguros se encargar de ofrecer a sus clientes el seguro que necesita sin contar con un contrato con una aseguradora específica que lo pueda condicionar. Además, ofrece asesoramiento objetivo y especializado sobre cualquier seguro, velando siempre por los intereses de sus clientes frente a las compañías.

Características de las correduría de seguros

Es independiente:
Una correduría de seguros no depende de ninguna entidad, por lo que no se ve condicionada a vender los seguros de las misma. Por tanto, una correduría asesorará a sus clientes sobre el producto que realmente necesita según su situación y necesidades de seguro.

Ofrece información sobre las cláusulas de seguro:
Muchas de las cláusulas de los contratos de las compañías aseguradoras están redactadas de forma que pueden resultar algo confusas para aquellas personas que no cuentas con conocimientos sobre seguros o condiciones de contratos. Una correduría de seguros ofrecerá a sus clientes toda la información del contrato, para que tenga totalmente claro lo que va a firmar.

Asesoramiento imparcial:
Cuando buscamos contratar un seguro nos interesa mucho la imparcialidad, una opinión honesta, como si estuviésemos hablando con un familiar o un amigo que nos oriente pero con la particularidad de que conozca el tema que se está tratando. El asesoramiento imparcial que te ofrece una correduría de confianza te lo pondrá más fácil a la hora de tomar una decisión acertada.

Ayuda cuando más lo necesitamos:
Una de las situaciones más amargas es cuando se produce un siniestro, ya sea de auto o en el hogar. Uno de los papeles de las corredurías es ofrecernos asesoramiento para que sepamos como debemos actuar y ayudarnos a gestionar todo el trámite.

Ventajas de contar con una correduría de seguros

Una de las muchas ventajas que nos harán decantarnos por la correduría de seguros es que cuentan con una buena suma de ofertas para presentar a sus clientes, para así adaptarse a aquellas coberturas que mejor se adapten a sus necesidades y no intentar vender una oferta en concreto.

Contratar un seguro de coche, de vida, de hogar, o de cualquier otro tipo a través de una correduría, nos puede ofrecer todas las garantías de seguridad y de legalidad. En esta se gestiona todo lo relacionado con los trámites de contratación, asistiendo y asesorando a sus clientes sobre todas las condiciones, letra pequeña y contestando a cualquier pregunta que puedan surgirle. Además, no solo antes de la contratación, una correduría de seguros también se encarga de la postventa es decir, la atención al cliente ante con cualquier trámite posterior, como puede ser cuando se produce un siniestro.