ayuda autónomos

Ser autónomo es uno de los colectivos más castigados por la pandemia. Estas son las ayudas a las que puedes optar si eres uno de ellos/as.

Desde el 1 de febrero, los autónomos que se vean obligados a suspender o recortar todas su actividad profesional como consecuencia de la pandemia tendrán derecho a una ayuda o prestación económica por cese de actividad. Aquí repasamos las nuevas modalidades, requisitos y plazos para que puedas solicitarla si eres autónomo.

A través del Real Decreto Ley 2/2021 se ha añadido cuatro modalidades de prestación para los autónomos que continúan con los ingresos bajo mínimos. Además, el estado también ha flexibilizado las condiciones para beneficiarse de ellas.

Cabe señalar que ya no es necesario haber solicitado antes la prestación para poder optar a ella, se suspende la subida de cuota prevista para 2021 y el nivel de pérdidas a acreditar baja del 75% al 50%. Además, se han modificado las condiciones para que los autónomos de temporada puedan lograr las ayudas más fácilmente, en contra de lo que sucedía hasta ahora.

¿Qué autónomos pueden acceder a estas ayudas?

Existen cuatro modalidades de ayudas por cese de actividad extraordinaria a las que los autónomos pueden acceder:

1) Autónomos afectados por una suspensión temporal de toda la actividad por las medidas tomadas para la contención de la propagación del virus. Se deberá solicitar en un plazo de 21 días desde el decreto de cierre del negocio, estar afiliado y dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) antes del 1 de enero de 2021 y llevar al día el pago de las cuotas a la Seguridad Social.

En este caso, la cuantía de la prestación será del 50% de la base mínima de cotización y el profesional estará exento de pagar la cuota de la Seguridad Social hasta el último día del mes siguiente en el que se levante la medida. El importe percibido se incrementará un 20% cuando el autónomo tenga familia numerosa y esta sea la única fuente de ingresos de la que disponen.

2) Autónomos con menos de 12 meses de alta o que continúen en tarifa plana. Los interesados deberán haberse dado de alta en el RETA antes del 1 de abril de 2020, no superar los 6.650 euros de rendimientos netos en el primer semestre de 2021, demostrar una caída de ingresos en este mismo lapso de tiempo con respecto al primer semestre de 2020 y estar al corriente con las cuotas de la Seguridad Social.

Si cumple todas las condiciones, el autónomo tendrá igualmente derecho al 50 % de la base mínima de cotización, que se verá reducida al 40% si convive con dos o más personas con vínculo que tengan derecho a esta prestación, y estará exento de pagar la cuota de la Seguridad Social. Se puede solicitar en cualquier momento y hasta el 31 de mayo de 2021.

3) Autónomos que han experimentado una fuerte caída de ingresos por las restricciones sin llegar a parar su actividad. Estos son aquellos autónomos que hayan visto disminuido su nivel de actividad y no parece que vayan a recuperarlo en los próximos meses. Para solicitar esta prestación tendrán que estar afiliados y dados de alta en el RETA, haber cotizado como mínimos los 12 meses anteriores a la fecha de la solicitud, no tener la edad ordinaria de jubilación, llevar al día sus cuotas en la Seguridad Social, haber experimentado un descenso en su facturación superior al 50% en el primer semestre de 2021 con respecto al segundo semestre de 2019 (antes de la pandemia) y que los ingresos netos no sobrepasen los 7.980 euros en los seis primeros meses de 2021.

Estos autónomos podrán cobrar el 70% de su base de cotización y es recomendable tramitar esta petición entre el 1 y el 21 de febrero, aunque hasta el 31 de mayo de 2021 se puede solicitar la ayuda, teniendo en cuenta que se empezaría a cobrar a partir de la fecha en la que se solicite. Cabe decir que esta modalidad es compatible con el trabajo por cuenta ajena dentro del orden establecido.

4) Autónomos de temporada. Aquellos que estuvieron trabajando por cuenta propia en 2018 y 2019 durante un mínimo de cuatro meses y un máximo de seis en cada uno de esos dos años. Además, tendrán que no haberse dado de alta por cuenta ajena durante más de 120 días en 2018 y 2019 y más de 60 días durante el primer semestre de 2021, no haber ingresado más de 6.650 euros netos en la primera mitad de 2021 y, como en todos los casos, estar al día con la Seguridad Social. Con todo esto en orden, se percibirá el 70% de la base mínima de cotización y se puede solicitar desde el 1 de febrero hasta el 31 de mayo.

¿Quieres estar más seguro? Descubre nuestros seguros para autónomos y evita que cualquier contratiempo afecte a tu trabajo.