ransomware y ciberataques

¿Qué es un ransomware? ¿cómo podemos proteger nuestras empresas para evitar un ciberataque?

Ransomware, spam, pishing… son muchos los conceptos que oímos cada día, y aunque pueden parecernos nuevos, debemos concienciarnos de que la tecnología que hoy nos rodea hacen que cada día estemos más expuestos a ellos.

¿Qué es un ransomware?

El ransomware es un software malicioso que infecta nuestros equipos o disositivos móviles, dándole al ciberdelincuente el poder para bloquearlos desde una ubicación remota y encriptar nuestros archivos para quitarnos el control y el acceso a todos nuestros datos almacenados.

Lo ciberataques por ransomware, también conocidos como secuestro de datos, son una de las técnicas más tradicionales, que se mantienen a lo largo de los años y que va en aumento. De hecho, un informe registra más de 33.000 incidentes de seguridad durante el año pasado.

Ya hemos conocido como grandes empresas han sido víctimas de estos ciberataques y han visto todos sus equipos encriptados. Estos ciberdelincuentes piden a cambio un pago en criptomodenas para liberar sus equipos. El malware se ha convertido en un gran negocio para los hackers, por ello, la prevención de ciberataques se hacen cada vez más necesarios.

Últimamente, este tipo de técnicas está evolucionando espectacularmente atacando a empresas de todo el mundo. Así como, también están siendo usadas para atacar a teléfonos móviles inteligentes y de esta manera secuestrar el terminal de la víctima.


El 26% de los ciberataques de ransomware se dirigieron contras empresas.


¿Qué consejos podemos seguir para prevenir ciberataques?

1. Copias de seguridad

Algo tan fácil, y que debería ser tan usual para cualquier empresa como realizar copias de seguridad, es una de las herramientas que pueden evitar que perdamos todos nuestros datos. Ya sea de forma manual o automática, es muy recomendable realizar copias de seguridad periódicas en nuestros equipos puede evitar que perdamos todo el material en caso de sufrir ciberataques como el secuestro de datos.

Hoy en día con el almacenamiento en la nube, las empresas se confían y no realizan copias de seguridad de sus archivos y datos. Sin embargo, en caso de sufrir un ataque de ransomware serían vulnerables igualmente.
Lo ideal: habilitar copias de seguridad automáticas para empleados, para que no tengan que realizarlas manualmente.

2. Cuidado con enlaces sospechosos

¿Cuántas veces hemos recibido o hemos oído hablar sobre esos correos electrónicos, o mensajes al móvil, que llegan con un enlace sospechoso? Hay que prestar especial atención de no hacer clic en estos enlaces que pueden desencadenar un caos monumental en nuestros equipos, y en este sentido, los propios usuarios podrían prevenir un ataque antes de que ocurra. Por ello, advertir a los empleados y dar las claves sobre los conceptos básicos es primordial para que puedan reconocer estas amenazas. Saber de dónde provienen los archivos, por qué los recibimos y si podemos confiar en el remitente que los envía son los parámetros más útiles que los empleados deben saber antes de abrir archivos y correos electrónicos.

Cabe señalar que los métodos de infección más comunes siguen siendo los correos electrónicos de spam y phishing (suplantación de identidad tras adquirir información confidencial de forma fraudulenta).

3. Limitar y controlar los accesos

Otra de las claves es limitar el acceso a los datos para reducir de forma significativa el impacto de cualquier ataque. De este modo, podemos tratar de que los usuarios solo tengan acceso a esa información que necesitan para ejecutar sus trabajos. Así, se cuenta con menos probabilidad de ataques potenciales en toda la red de la empresa.

4. Actualizar los sistemas operativos

Otra recomendación muy importante para la ciberseguridad de nuestros equipos es tener todos los sistemas operativos y antivirus actualizados. Este pequeño gesto, que no supone una gran tarea para nosotros, puede proteger a la organización contra un malware malicioso.

5. Sistemas de seguridad multicapa

Los sistemas de seguridad multicapa son tecnologías avanzadas en prevención de amenazas. Implementar sistemas de seguridad de varias capas es una de las mejores formas de proteger nuestros datos y defender nuestras empresas del daño que podría causar un ransomware.

En conclusión, aconsejamos ser muy prevenidos ante este tipo de amenazas que cada día más están en crecimiento. Los expertos en ciberseguridad recomiendan que las empresas den un paso más y no se queden solo en los sistemas de detección.
Hoy, más del 90% de las empresas ya se han dado cuenta de que necesitan incorporar sistemas de ciberseguridad para proteger sus datos. Sin embargo, aún quedan algunas áreas donde los empresarios son menos conscientes de esta necesidad de protección.


Protege tu empresa ante este tipo de secuestros y evita cualquier tipo de extorsión, pérdida de datos u otros problemas que puedan derivarse de un ataque informático. El seguro de ciberprotección cuenta con las coberturas que tu empresa necesita, respaldada por expertos en prevención y análisis de riesgos que pueden sacarnos de cualquier apuro informático.