daños por temporal ¿se pueden reclamar al seguro?

¿Qué cubre el seguro y qué el Consorcio?

Los temporales de nieve no son considerados por el seguro como una exclusión. De este modo, las pólizas de seguros contratadas deben protegernos ante cualquier situación como la que está causando la borrasca Filomena en España.

Así es como por ejemplo, si caemos al resbalarnos en la calle, nuestro seguro de salud nos atenderá como siempre. Al igual que ocurre si tuviéramos un accidente con nuestro coche a causa del hielo o de la nieve o ante posibles desperfectos en nuestra vivienda por culpa de la acumulación de nieve. Eso si, siempre que tengamos el riesgo en cuestión asegurado en nuestra póliza y ésta se encuentre en vigor, ya que el contrato entre la aseguradora y el asegurado es el que marca las condiciones.

Por ello, es esencial leer nuestra póliza contratada y ante cualquier duda, debemos consultar a nuestro mediador de seguros o compañía aseguradora.

Los riesgos extraordinarios corren a cargo del Consorcio de Compensación de Seguros

¿Qué hace el seguro cuando el riesgo es extraordinario? Cuando se produce una catástrofe natural de grandes proporciones y que supone un coste muy elevado en indemnizaciones, contamos con la figura del Consorcio de Compensación de Seguros.

El Consorcio es una institución pública adscrita al Ministerio de Economía. En el caso de Filomena, el Consorcio de Compensación de Seguros no considera la nieve y el hielo como un riesgo extraordinario, solo las inundaciones y los fuertes vientos que superen los 120km/h. Es decir, el Consorcio solo asume el pago de los daños en viviendas, vehículos y también en los seguros de vida y accidentes de los riesgos considerados como extraordinarios.

En el caso de un fenómeno natural como el de Filomena, el Consorcio solo se hace cargo de las posibles inundaciones que podrían producirse en caso de un deshielo acelerado. Igualmente, es muy importante tener presente que el Consorcio solo atiende a los daños asegurados es decir, cuando hay un seguro y no es incompatible con el cobro de otras ayudas.

En resumen, a efectos prácticos, pague la compañía o el Consorcio, el asegurado estaría cubierto y recibirá la compensación y/o el servicio que tenga previsto en su póliza. Para tramitarlo debe encontrar el apoyo de su mediador o compañía aseguradora.