¿Conoces todos los detalles sobre la indemnización por robo de tu seguro de coche?

Antes de contratar un seguro es recomendable tener en cuenta todos los riesgos a los que estamos expuestos para poder decidirnos con total seguridad por un seguro u otro. El robo es uno de los riesgos más comunes, por lo que es importante asegurarnos de que nuestro seguro cuenta con este cobertura. Aunque por lo general suele contemplarse en la mayoría de seguros a terceros ampliados y siempre en los ‘A todo riesgo’, por lo que si tienes un seguro de este tipo estarás cubierto por el robo del coche asegurado.

¿Qué diferencia existe entre robo y hurto?

Estos conceptos son importante tenerlos claro, ya que las aseguradoras pueden diferenciar entre hurto y robo a la hora de indemnizar o incluso cubrir o no un determinado hecho.

Robo de vehículo: El robo se relaciona con el uso de la violencia para sustraer un bien. Independientemente de que el dueño del vehículo esté o no dentro del coche, si dañan las puertas o ventanas del coche, se trataría de un robo. Existen tres tipos de robo:

  • Total: sustracción completa del vehículo.
  • Parcial: sustracción de algún accesorio o equipamiento.
  • Intento de robo: se trata de una acción no exitosa. Aunque si el vehículo sufre daños, el seguro cubre los costes de la reparación.

Hurto de vehículo: El hurto es producto de un descuido o negligencia por parte de una persona; como por ejemplo ocurriría si nos dejamos las llaves dentro del coche.

¿En qué casos el seguro da una indemnización por robo?

Los seguros de coche cubren los casos de robo, es decir, cuando la sustracción no se relaciona con la irresponsabilidad o negligencia de una persona. Por el contrario, el hurto no suele quedar cubierto por el seguro en la mayoría de los casos.

¿Y si me roban dentro del coche? ¿Me indemnizan? La indemnización se aplica cuando hay un robo al bien o también a la persona dentro del vehículo.

Otros aspectos que quedan cubiertos, es el robo de accesorios dentro del vehículo, como por ejemplo:

  • Gafas de sol, ropa u otras prendas personales, (hasta un máximo de 300 euros).
  • Sillitas infantiles, (hasta un máximo de 300 euros).
  • Cable y enchufe de carga para coches eléctricos.

¿Cuánto tarda el seguro en pagar?

El tiempo que se tarda en cobrar una indemnización es, normalmente, de 30 días; sin embargo, esto dependerá de cada contrato y/o compañía aseguradora. Cuando el vehículo sustraído no ha sido recuperado la indemnización de las aseguradoras se realiza por valor de mercado, o en algunos casos, por el valor de compra de ese vehículo, según lo determinado en el contenido de la póliza.

¿Cuánto me paga el seguro si me roban el coche?

La indemnización de robo de auto por lo general se calcula en función de la antigüedad del vehículo, ya que cada año que pasa el vehículo pierde valor. Así, cuanto más antiguo es el vehículo, menor es la indemnización.

A no ser que se especifique lo contrario, claro. Es decir, dependerá de la medida que use cada compañía para valorar tu coche: valor venal, de mercado o de nuevo. Esto estará establecido en la póliza del seguro de coche y variará según cada aseguradora.

¿Qué diferencia existen entre ellas? La valoración a nuevo será la mejor opción. Esto quiere decir que en caso de robo, el valor del vehículo es el mismo que cuando se compró (teniendo como referencia su primera matriculación). Así, si te roban el coche recibirás una indemnización por el valor de compra de tu vehículo. En cualquier caso, en tu póliza viene indicado el baremo que se utilizará para indemnizar y no hay una cifra exacta para saber cuánto te da el seguro si te roban el coche. Ten en cuenta que el valor a nuevo es mejor que el valor de mercado y este es mejor que el valor venal.

Si denunciamos el robo del coche pero aparece días después…

En este caso la aseguradora nos dará dos opciones:

  1. Quedarnos con el coche, previa reparación.
  2. Quedarnos con la indemnización.

Recuerda, al contratar un seguro de coche es muy importante que no nos dejemos llevar solo y exclusivamente por el precio. Lo ideal es comprobar si disponemos de las cobertura necesarias y cuales son sus especificaciones de seguro.