incluir conductor novel o hijo en el seguro de auto

La compañía de seguros podría desentenderse de un siniestro si el conductor ocasional no está asegurado.

Los padres con hijos jóvenes que se acaban de sacar el carnet y aún no disponen de un coche propio pueden encontrarse en la situación de no saber qué hacer: ¿lo incluyo en mi seguro de auto o no es necesario? La duda es aún mayor si no va a utilizar el coche familiar con regularidad.

Para nuestra tranquilidad: Los hijos pueden conducir el coche de sus padres sin estar incluidos en el seguro, pero eso si, es conveniente que figuren en la póliza ya que de lo contrario, es probable que pueda tener ciertas consecuencias en caso de siniestro. Es decir, en caso de sufrir un accidente, la compañía aseguradora podría negarse a asumir los gastos derivados de la responsabilidad civil (del daño causado a terceras personas) si el conductor responsable no estuviera incluido en la póliza.

Cabe decir que cuando el perfil del conductor ocasional es similar al del asegurado, lo habitual es que la compañía aseguradora se haga cargo de los gastos del siniestro. Un caso frecuente es por ejemplo la pareja del asegurado, que suele tener un perfil similar tanto en edad como en años de experiencia al volante. Sin embargo, si el perfil del conductor ocasional tiene un mayor riesgo que el del asegurado la situación es distinta. Las aseguradoras suelen desentenderse del siniestro y en la mayoría de los casos no cubren los daños porque consideran que no deben hacerse cargo de ese riesgo agravado que supone la inexperiencia del conductor.

De hecho, las compañías de seguro tienen en cuenta la edad y la experiencia del conductor. Por ello, las pólizas que pagan los menores de 25 años con menos de dos años de experiencia suelen ser más elevadas ya que es un riesgo mayor el que asume la compañía de seguros.

No obstante, hay aseguradoras que ofrecen precios especiales por incluir a un conductor novel dentro de una póliza. El primer tomador del seguro debe ser una persona con más años de experiencia como conductor, lo que ocurre cuando los padres incorporan a sus hijos dentro de la póliza.

Por lo tanto, es legal que nuestros hijos conduzcan nuestro coche, pero lo más conveniente es incluirlos en la póliza del seguro. Esto hará, para nuestra tranquilidad, que la compañía aseguradora se haga cargo de todos los gastos derivados del siniestro. Esta es la mejor opción, porque los gastos provocados en un accidente pueden ser mucho más cuantiosos de lo que nos estaremos ahorrando por no incluir a nuestros hijos en el seguro.

Al incluir a nuestro hijo/a en el seguro solemos tener dos opciones:
– Que figure como conductor ocasional
– Que figure como conductor habitual.

En el primer caso, la compañía aseguradora cubrirá aquello que figure en la póliza, aunque el conductor ocasional no adquirirá bonificaciones y sus partes de accidente gravarán de forma directa al titular de la póliza. Por el contrario, si incluimos a nuestro hijo/a como conductor habitual, hemos de saber que es una opción más cara desde el punto de vista económico pero a su vez, el conductor novel puede beneficiarse de las bonificaciones por no tener siniestros.