vivienda vacacional

Pasos a seguir para tener una vivienda con fin vacacional e inscribirla en el Registro de Turismo de Andalucía

En este post vamos a explicar los pasos a seguir para alquilar una vivienda con fines vacacionales en Andalucía.

Como piso de alquiler vacacional se considera a aquellos que estén ubicados en suelo de uso residencial y que ofrezcan, mediante contraprestación, el servicio de alojamiento de forma habitual y con fines turísticos. 

Esta actividad, la comercialización y promoción a través de los canales de oferta propios de este ámbito (agencias de viaje, empresas mediadoras y otros medios que incluyen posibilidad de reserva) está regulada en Andalucía desde abril de 2016.

Claves importantes para explotar nuestra vivienda vacacional

En Andalucía, la capacidad máxima de la vivienda turística no puede superar las 15 plazas, o en el caso de alquiler por habitaciones (el propietario debe residir en la misma) no se puede superar las 6 plazas. En ningún caso es posible superar las cuatro plazas por habitación.

  1. Tener la cédula de habitabilidad o licencia de primera ocupación. Este documento recoge si la finca elegida es la idónea para el uso que se pretende dar a la vivienda.
  2. Diferenciar entre viviendas de uso turístico (alquiler por un periodo concreto) o apartamento turístico (dedicado exclusivamente al alquiler turístico).
  3. Que la vivienda cuente con todos los requisitos para entrar dentro de la categoría de alquiler vacacional o turístico.
  4. Amueblar y acondicionar la vivienda con todo lo que pueda necesitar el inquilino.
  5. Inscribirse en el registro de viviendas turísticas.
  6. Hacerle un seguro de hogar para viviendas de alquiler para protegerte frente a los impagos.
  7. Respetar la normativa del tiempo de alquiler de la vivienda (no más de dos meses).
  8. Declarar impuestos (IVA e IRPF).

No puede ser inscrita como vivienda con fines turísticos

  • Aquellas viviendas cedidas sin contraprestación. Todas las viviendas turística deben prestar sus servicios a cambio de una cifra económica.
  • Las viviendas alquilados por tiempo superior a dos meses a una misma persona.
  • Los alojamientos situados en el medio rural, que también cuentan con su propia regulación.
  • Los conjuntos formados por tres o más viviendas de un mismo titular que estén ubicadas en un mismo edificio, complejo o en edificios contiguos, regulados por la normativa de apartamentos turísticos.
  • Las viviendas VPO no podrán destinarse a esta actividad, puesto que deben destinarse a vivienda habitual y permanente por parte de su propietario. Sin embargo, se permite la puesta a disposición de alguna habitación con finalidad turística.

Requisitos que recoge la normativa andaluza para poder explotar el inmueble como alojamiento turístico

1.Licencia de ocupación

2.Cumplir con las condiciones técnicas y de calidad exigibles:

  • Las habitaciones tendrán ventilación directa al exterior o a patios y algún sistema de oscurecimiento de las ventanas.
  • Los pisos tienen que estar amueblados y contar con los aparatos y enseres necesarios para su uso inmediato.
  • Tienen que disponer de refrigeración por elementos fijos en las habitaciones y salones, cuando el período de funcionamiento comprenda los meses de mayo a septiembre. Si el periodo de funcionamiento es de octubre a abril, ambos inclusive, deberán contar con calefacción.
  • Se requiere dotar a las viviendas con fines de uso turístico de un botiquín de primeros auxilios y de Hojas de Quejas y Reclamaciones a disposición de las personas usuarias y un cartel indicándolo en un lugar visible.
  • Dispondrán también de un servicio de limpieza a la entrada y salida de nuevos clientes.
  • También se obliga a facilitar a los viajeros información turística de la zona sobre lugares de ocio, restaurantes y cafeterías, comercios y tiendas de alimentos, aparcamientos, servicios médicos, transporte urbano, plano de la localidad y guía de espectáculos.
  • La normativa incluye además que los pisos de alquiler vacacional tienen que contar con ropa de cama, lencería y menaje de casa en general en función de la ocupación de la vivienda. Asimismo, habrá de contar con un juego de reposición.
  • Los propietarios están obligados a facilitar a las personas usuarias un número de teléfono para atender y resolver de forma inmediata, cualquier consulta o incidencia relativa a la vivienda, así como información de las normas internas relativas al uso de las instalaciones, dependencias y equipos de la vivienda, así como la admisión y existencia de mascotas en la vivienda o restricciones para personas fumadoras.

Dar de alta una vivienda con fin vacacional en Andalucía

Si la vivienda reúne todos los requisitos, entonces podremos dar el paso fundamental: inscribirla en el Registro de Turismo de Andalucía.

Esta declaración es totalmente gratuita y su presentación es obligatoria siempre y cuando se vaya a alquilar la vivienda de forma habitual y con fines turísticos. 

Lo primero que debemos hacer es formalizar una declaración responsable para el acceso de dicha actividad donde se presenta el cumplimiento de los requisitos antes mencionados. 

  1. Acceda a oficina virtual, la página de la Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte.
  2. Seleccione ‘turismo’ mediante el menú desplegable de ‘Área’. Aplicando este filtro tendrá acceso a la Declaración Responsable para el ejercicio de la actividad.
  3. Ya puede comenzar a cumplimentar la declaración.

Documentos que adjuntar para registrar tu vivienda vacacional

Los documentos que deberá adjuntar, ya que luego serán requeridos, son lo siguientes:

  • Copia de la licencia de ocupación o documento equivalente.
  • Copia de la Escritura.
  • Copia del IBI.
  • Certificado de empadronamiento del propietario de la vivienda si el alquiler turístico será ‘por habitaciones’ (no el alquiler de la vivienda completa).

Posteriormente, recibirá una resolución por la que se le inscribe en el Registro de Turismo de Andalucía y se le asignará un código que deberá indicar en toda publicidad o promoción que realice de la vivienda vacacional. 

Este trámite también puede realizarse de forma presencial en la Delegación de Turismo, en el Registro de Turismo de Andalucía.