cómo elegir un seguro de hogar

Te dejamos una lista de hasta 22 coberturas de las que dispone tu seguro de hogar

¿Sabías que tu seguro de hogar ofrece atención telefónica 24 horas con información sobre centros sanitarios, médicos especialistas o farmacias de guardia? ¿Y que además de robo, hurto, incendio o agua, tiene otras coberturas especiales como los de riesgo extraordinario o gastos justificados tras un siniestro, por ejemplo? Te dejamos una lista de todas las coberturas de tu seguro de hogar que quizás no conocías. ¡Empezamos!

Animales de compañía

Esta cobertura ofrece protección a tus animales de compañía (generalmente perros y gatos) que viven contigo, así como una gran variedad de servicios como por ejemplo:

  • Servicio telefónico de orientación veterinaria, consultas sobre alimentación, enfermedades, vacunas
  • Responsabilidad civil del animal y accidentes: Gastos de veterinario por accidentes, peleas, actos vandálicos etc.
  • Las indemnizaciones por responsabilidad civil por los daños ocasionados a terceras personas por el animal
  • Robo: indemnización por el valor del animal previa denuncia ante autoridad
  • Extravío: gastos justificados ocasionados por anuncios en prensa o radio para la localización del animal
  • Estancia en residencia de animales si debes dejar allí a tu perro o gato porque te hospitalizan
  • Sacrificio e incineración del cadáver del animal por vejez o enfermedad
  • Gastos de desplazamiento por tratamiento especializado.

Servicio de orientación médica telefónica

Mediante esta garantía se pone a tu disposición un servicio de orientación médica telefónica de atención permanente las 24 horas del día, los 365 días del año. Además, a través de este servicio se da información sobre centros sanitarios, médicos generales y de urgencias, médicos especialistas, centros de vacunaciones, ambulancias, farmacias de guardia etc. En ningún caso se remiten diagnósticos, ni dictámenes escritos.

Servicio de reparación de electrodomésticos

En el caso de averías de electrodomésticos que no están cubiertas por el seguro, la compañía envía un técnico cualificado a tu domicilio para la reparación de la avería mecánica, eléctrica o electrónica de electrodomésticos de línea blanca (nevera, lavadora, secadora, lavavajillas, microondas, congelador, vitrocerámica, campana extractora). Suele incluir el desplazamiento y hasta 3 horas de mano de obra, pero no las piezas si es que hay que sustituir alguna.

Servicio bricohogar

Servicio que te proporciona ayuda profesional a domicilio para realizar determinados trabajos de instalación que necesite en el mantenimiento y adecuación de tu hogar (por ejemplo: cambio de persianas, sustitución o reparación de grifos, etc.). La relación de trabajos incluidos se detalla en contrato del seguro y el servicio suele incluir un número limitado de intervenciones gratuitas al año.

Asistencia informática

Servicio de asistencia informática online para que puedas ponerte en contacto con un técnico informático que te ayude con cuestiones relacionadas con el uso de tu PC y de las herramientas informáticas más comunes. Habitualmente, si las incidencias no se pueden resolver mediante asistencia remota o vía telefónica, la compañía garantiza el envío de un técnico a tu domicilio.

Accidentes personales

Si tú, tus familiares o el personal doméstico que vive en tu casa, sufrís un accidente, dentro de la vivienda, está cubierta (hasta los límites establecidos) una indemnización por muerte, invalidez permanente y los gastos de asistencia sanitaria.

Asistencia en viaje

Esta cobertura te garantiza ayudas y soluciones en el caso de que, durante un viaje, tengas un accidente, una enfermedad o pierdas el equipaje.

Bienes temporalmente desplazados

Si, estando temporalmente en un hotel u otra vivienda que no es la tuya habitual, te ocurre algo cubierto por el seguro de hogar, la aseguradora cubrirá los daños que hayan sufrido los bienes de los asegurados (tanto los tuyos como los del resto de personas que habitualmente viven contigo en la casa que está asegurada).

Bienes refrigerados

Se cubren los daños que sufran los alimentos que tengas en el frigorífico o congelador de la vivienda (siempre que sea de uso doméstico) por uno de estos motivos:

  • Subida o bajada accidental de la temperatura del frigorífico o congelador (a causa de un hecho incluido en el contrato del seguro).
  • Avería del frigorífico, congelador o las instalaciones eléctricas de la vivienda.
  • Escapes o derrames imprevisibles del refrigerante del congelador o frigorífico.
  • Cortes del suministro de luz durante más de seis horas seguidas.

Defensa jurídica y reclamación de daños

Si necesitas asesoramiento legal la aseguradora te orientará telefónicamente y si, además, para defender tus intereses en tu vida diaria como particular, te ves obligado a intervenir en un procedimiento de los previstos en tu contrato, la aseguradora asumirá los gastos necesarios para tu defensa jurídica. Los procedimientos que se cubren suelen ser los siguientes:

  • Reclamación de daños causados a tu persona o a los bienes de tu propiedad por un tercero.
  • Defensa penal cuando denuncies o te querelles como perjudicado por un delito o cuanto tú seas el denunciado.

Esta cobertura no se aplica a los casos relacionados con vehículos a motor de los que tú seas conductor o propietario.

Responsabilidad civil

Si tú o tus familiares causáis algún perjuicio o daño a terceras personas, esta cobertura te garantiza la indemnización que debas pagar hasta el límite establecido en el contrato. También incluye los gastos de defensa, los gastos judiciales y las fianzas que te puedan exigir en materia de responsabilidad civil.

Riesgos extraordinarios

Existen diferentes sucesos acaecidos en España que se consideran “acontecimientos extraordinarios”:

  • Los siguientes fenómenos de la naturaleza: terremotos y maremotos; inundaciones extraordinarias, incluidas las producidas por embates de mar; erupciones volcánicas; tempestad ciclónica atípica (incluyendo los vientos extraordinarios de rachas superiores a 120 km/h y los tornados); y caídas de cuerpos siderales y aerolitos.
  • Acciones violentas como consecuencia de terrorismo, rebelión, sedición, motín y tumulto popular.
  • Actuaciones de las Fuerzas Armadas o de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en tiempo de paz.

Las indemnizaciones derivadas de alguno de estos “acontecimientos extraordinarios” la paga el Consorcio de Compensación de Seguros. Para valorar el impacto de algunos de estos acontecimientos (y ver si están cubiertos o no) como los fenómenos atmosféricos, terremotos, erupciones volcánicas y caída de cuerpos siderales, su intensidad debe ser medida por informes de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), el Instituto Geográfico Nacional y los demás organismos públicos competentes en la materia. En los casos de sucesos de carácter político o social, así como para daños producidos por actuaciones de las Fuerzas Armadas o de las Fuerzas o Cuerpos de Seguridad en tiempo de paz, el Consorcio de Compensación de Seguros puede recabar información sobre lo ocurrido a los órganos jurisdiccionales y administrativos correspondientes.

Actos de vandalismo

Cubre los daños materiales que provoquen terceras personas en los bienes de tu hogar. Pueden ser actos de vandalismo o simplemente malintencionados, cometidos de forma individual o por un colectivo, pero siempre los tienes que haber denunciado previamente.

Asistencia en el hogar

Cuando, a causa de algún suceso cubierto por tu seguro, hace falta la intervención de un profesional para reparar daños materiales de tu hogar (cerrajero, electricidad de emergencia, personal de seguridad, etc.). La aseguradora envía habitualmente a los técnicos y les paga directamente por los gastos de esta reparación o servicios.

Gastos justificados

Existen una serie de gastos que suele pagar tu aseguradora cuando ocurren a causa de algún suceso que está cubierto por el seguro de hogar:

  • Gastos realizados para minimizar las consecuencias del daño cubierto
  • Demolición y desescombro
  • Retirada de los restos de los bienes asegurados destruidos
  • Vivienda inhabitable: si tu vivienda no es apta para ser habitada , la aseguradora cubre el traslado de los objetos y muebles así como el alquiler de una vivienda de similares características o bien alojamiento en un hotel.
  • Pérdida de alquileres: si tu vivienda no es apta para ser alquilada, la aseguradora paga la renta que pierdes
  • Restitución estética del inmueble y el mobiliario: gastos ocasionados para que la casa vuelva a estar como es habitualmente (pintura, sustitución de azulejos, sustitución de parque…) etc.
  • Reposición de documentos: gastos de reposición de documentos particulares que tengan carácter público que hayas perdido y debas volver a tramitar o solicitar.

Fenómenos atmosféricos

Se cubren los daños materiales producidos en los tus bienes asegurados como consecuencia de lluvia y viento (excepto tornados), siempre que tales fenómenos se produzcan de forma anormal, así como de pedrisco y nieve. La consideración de un fenómeno como anormal, depende de cada compañía, siendo lo más habitual para la lluvia una precipitación superior a 40 litros por metro cuadrado medida durante un periodo de tiempo de una hora consecutiva y para el viento una velocidad superior a 80 kilómetros por hora.

Roturas

Se cubre la rotura accidental en tu vivienda de lunas, espejos, cristales, encimeras, placas vitrocerámicas y sanitarios, así como los gastos de colocación y montaje de los mismos.

Hurto

Se cubre el hurto o la sustracción de bienes que hay en tu domicilio siempre que lo hayas denunciado previamente y haya sido cometido por terceros, contra tu voluntad y con ánimo de lucro, sin empleo de fuerza, ni violencia ni amenazas a la persona.

Robo

Se cubre el robo de los bienes que hay en tu domicilio siempre que lo hayas denunciado previamente y haya sido cometido por terceros, contra tu voluntad y con ánimo de lucro, ya sea usando la fuerza, escalando o con las llaves que te han robado previamente o con violencia o intimidación sobre las personas. También están cubiertos los daños o desperfectos que los ladrones causen durante el robo o el intento de robo.

Daños por agua

Están cubiertos los daños materiales que provoque un escape de agua en las instalaciones privativas de tu vivienda (en todo tipo de instalaciones o tuberías). El escape puede ser por distintos motivos:

  • Rotura o fuga de agua en la propia vivienda.
  • Olvido en el cierre de grifos.
  • Goteras en la propia vivienda procedentes de viviendas contiguas o superiores.

Se incluye también normalmente la cobertura de los gastos de localización de escapes y la reparación de tuberías.

Daños eléctricos

Se cubren los daños materiales ocasionados a instalaciones y aparatos eléctricos/electrónicos que ocurran en tu hogar como consecuencia de problemas en la corriente o cortocircuitos cuyo origen sea externo a la propia vivienda. También se cubren las consecuencias de cortocircuitos o combustiones internas.

Efectos secundarios por la acción del humo
Se cubren los daños materiales que produzcan el humo, los vapores, la carbonilla o sustancias similares provocados por un incendio en tu propio piso o uno cercano.

Incendio

Se cubren los daños materiales en tu vivienda producidos por un incendio, una explosión o caída de rayo. Además se cubren los gastos producidos por la extinción del fuego.

Estas descripciones son a modo orientativas. El detalle de las coberturas y exclusiones de cada seguro serán las que ofrezca cada entidad aseguradora en sus respectivos contratos. En caso de requerir más detalle de las coberturas contratadas, debes ponerte en contacto con tu aseguradora o tu corredor de seguros.
| Fuente: estamosseguros.es